Lo que necesitas saber sobre la neuropatía diabética

La neuropatía diabética es una complicación de la diabetes y por lo general ocurre en asociación con los niveles de glucosa en sangre crónicamente elevados.

Los niveles elevados de glucosa pueden dañar los nervios, generalmente en los pies y las piernas, y esto puede resultar en dolor, malestar o entumecimiento.

Si se produce entumecimiento, puede ser muy difícil para alguien detectar si tiene una herida en uno o ambos pies, por lo que el síntoma de entumecimiento puede ser particularmente peligroso.

Si alguien no es capaz de sentir un pinchazo de la piel que causa una herida, o el dolor que le sigue, un corte o rasguño puede pasarse por alto y eventualmente infectarse, esto es particularmente un efecto de lo que se conoce como pie diabético.

Los síntomas de dolor y malestar pueden ser debilitantes para muchas personas, pero afortunadamente hay medicamentos que se pueden tomar para ayudar a aliviar estos síntomas.

foot pain

La neuropatía diabética también puede causar problemas en otras partes del cuerpo.

La gastroparesis es una condición que surge de los nervios dañados en el sistema digestivo, y puede causar molestias abdominales, náuseas, vómitos, hinchazón, especialmente después de las comidas.

Otros síntomas gastrointestinales pueden incluir estreñimiento o diarrea.

El daño nervioso en otras áreas del cuerpo puede resultar en el vaciado incompleto de la vejiga, incontinencia o disfunción sexual.

El daño a los nervios que regulan el flujo sanguíneo y la presión sanguínea puede ocasionar descensos significativos de la presión arterial al estar sentado o de pie, causando que la persona se sienta mareada o incluso desmayada, sobre todo cuando está de pie o sentado.

Si ya tiene daño nervioso, hay cosas que se pueden hacer para reducir la velocidad de progresión o tratar los síntomas.

El mantenimiento de un buen control de la glucosa, así como una presión arterial sana y con buenos niveles de colesterol, se ha demostrado que pueden prevenir la progresión de la neuropatía.

Si tienes entumecimiento, necesitas mantenerte en constante vigilancia, especialmente el hacerte un examen de tus pies ante cualquier rasguño inusual o heridas.

Un auto examen del pie todos los días te ayudará a evitar complicaciones adicionales.

La neuropatía no es reversible, sin embargo, sus síntomas son manejables.

Es absolutamente crucial para las personas con neuropatía diabética discutir las opciones para el tratamiento con su médico antes de intentar cualquier tratamiento.

Tu médico será capaz de ayudarte a encontrar la solución que funcione mejor para ti.

neuropatia

Algunas de las opciones de tratamiento incluyen:

  • Puede parecer extraño, pero los investigadores han descubierto que los antidepresivos pueden ser muy útiles para disminuir el dolor de la neuropatía ya que el medicamento funciona bloqueando los receptores del dolor y generalmente toma alrededor de un mes para ser eficaz.
  • Neurontin (cápsulas de gabapentina). Este es uno de los medicamentos más utilizados y eficaces para ayudar con el dolor causado por la neuropatía. Este medicamente tiene relativamente pocos efectos secundarios, por lo que algunas personas con diabetes pueden encontrarlo muy útil.
  • Se trata de una crema tópica aplicada en áreas afectadas por la neuropatía. Dado que es un derivado de la pimienta, es importante que las personas afectadas averigüen si son alérgicas a la crema antes de usar una cantidad significativa por lo que el realizarse una pequeña prueba de parche primero sería lo ideal.
  • Tratamientos holísticos o alternativos. Algunas personas han encontrado éxito con otras formas de tratamiento al dolor, como la biorretroalimentación, la meditación, la hipnosis o la acupuntura.

Los medicamentos descritos anteriormente podrían ser útiles para poner fin a la molestia de la neuropatía, pero la prevención sigue siendo la forma número uno de evitar las molestias asociadas con esta condición, esto es el mantener un estricto control sobre la glucosa en la sangre.

Actividades para organizar con tus hijos en estas vacaciones de Navidad

La Navidad es una de las fiestas que más nos ilusionan durante la infancia. Los regalos, por supuesto, están entre los principales motivos de que esto sea así. Pero creo que no son las únicas razones.

Recuerdo que cuando era niña también apreciaba mucho y esperaba con gran emoción otras actividades navideñas, como la decoración de la casa, que en mi familia se hacía desde principios de diciembre; también gozaba con los ensayos del festival escolar, los preparativos para la posada de la escuela y la de casa y, claro está, ¡las vacaciones!

Ahora que soy mamá, conservo esa emoción por la llegada de la Navidad y la siento aumentada, por el hecho de compartirla con mis hijos. Sin embargo, como muchos otros papás, mamás y familiares que se quedan a cargo de los pequeños en vacaciones, también llego a preguntarme por momentos, ¿qué haré con ellos?

Si bien las vacaciones de Navidad no son tan largas como las de verano y en estas fechas existen más actividades que ocupan nuestro tiempo y energías, como las Posadas o las reuniones familiares, también puede haber días en los que no tengamos idea de qué hacer y en los que tampoco queramos ver a los niños todo el día frente a la tele.

Por eso, en esta ocasión te damos algunas ideas de qué hacer con tus hijos en casa durante estas vacaciones navideñas:

Participar en los preparativos de la fiesta

Por lo general, a los niños no les gusta colaborar en las tareas de casa y aunque no todos se resistan y protesten cuando se les pide ayudar, lo cierto es que muy pocos lo hacen con verdadero agrado.

No obstante, cuando se trata de colaborar con los preparativos de un evento especial, que los niños también disfrutan, las tareas y quehaceres pueden convertirse en actividades lúdicas. Se puede invitar a los pequeños a realizar tareas que sean apropiadas para su edad y darles nombramientos como “Encargado de las sillas plegables acojinadas” o “Coordinador del llenado de las bolsas de dulces”. Así como a los niños les gusta jugar a que desempeñan ciertas profesiones, les gustará más ayudar si todo se hace en tono de juego.

navidad2

Confeccionar adornos o regalos para sus seres queridos

Algunas familias han adoptado la tradición de adornar el árbol en la víspera de Navidad; también están las que organizan intercambios de regalos entre toda la familia. Cualquiera de estas dos tradiciones se puede aprovechar para que los niños desarrollen su creatividad y estén entretenidos.

En internet hay cientos de tutoriales, blogs e infografías para hacer manualidades y muchas de ellas pueden adaptarse para que los niños las hagan de manera fácil y segura. Y si tú, mamá o papá, eres experto en este tipo de trabajos, no hay mejor momento que las vacaciones para compartir esta afición con tus hijos.

Preparar algún platillo que les guste

Aunque cocinar sea otra de las tareas domésticas que los niños podrían rechazar por pereza o falta de interés, las cosas pueden cambiar si se trata de hacer el postre favorito. Piensa en platillos divertidos, nutritivos y fáciles de preparar, y cocínalos con tus pequeños. Eso sí, no los dejes solos ni un segundo en la cocina.

La primera navidad

Para quienes disfrutan de la temporada Navideña, la llegada del mes de diciembre siempre tiene algo especial y no pueden esperar a recibir las primeras invitaciones para Posadas y cenas, o bien a organizar la fiesta que les corresponde.

Para quienes no se sienten tan entusiasmados o definitivamente no quieren saber nada de arbolitos, regalos y abuelos con traje rojo, diciembre es sinónimo de compromisos ineludibles, pero no siempre agradables, así como de preocupaciones y ansiedades por las preguntas incómodas de los familiares, los regalos del intercambio y las fiestas del trabajo.

No obstante, cualquiera que sea nuestro sentir respecto a las fiestas de fin de año, todo se transforma cuando tenemos un bebé en casa y se trata de celebrar su primera Navidad. A menos que la familia sea por completo ajena a esta tradición, tanto los papás como la familia extendida querrán que la temporada sea especial para el pequeño.

Algunos verán en las cenas y reuniones la primera oportunidad para conocer al nuevo miembro de la familia; otros no podrán esperar para consentir al sobrino, nieto o primo, llenándolo de regalos; y, por supuesto, los padres se preguntarán cómo cumplir con todos los compromisos y tradiciones familiares, sin descuidar o incomodar a un ser tan pequeño.

Si bien todos en la familia queremos hacer algo espectacular y sin precedentes para que el bebé disfrute su primera Navidad, hay un hecho que no debemos perder de vista; salvo por las historias, las fotos o los videos, el pequeño no guardará ningún recuerdo de su tan especial primera Navidad; no sentirá la emoción por los regalos ni luchará por esperar despierto a Santa. Pero lo que sí puede sucederle, si la familia exagera demasiado, es que pase una noche realmente incómoda y con muy poco descanso, debido a toda la algarabía.

Claro que tampoco podemos cancelar la Navidad por la llegada del bebé, sobre todo si es una tradición que realmente nos importa o si hay niños mayores en la familia. Así que a fin de que la ocasión no pase desapercibida y el bebé mantenga sus necesarios hábitos de alimentación y descanso, presentamos las siguientes ideas.

Mejor ser invitado que organizar la fiesta

En muchas familias, especialmente las numerosas, las fiestas de Navidad y Año Nuevo suelen causar ciertas fricciones respecto a quién pone la casa este año, o a si la cena del 24 será con los papás o con los suegros. La presencia de un bebé puede agilizar la decisión, si se opta por que la familia con el nuevo miembro sea invitada y no anfitriona. La verdad es que resulta lo más justo, pues los papás del bebé apenas tendrán tiempo para mantener la casa dentro de los límites del orden; más difícil será para ellos el organizar una cena y recibir a la familia. En cambio, como invitados podrán colaborar en la medida de sus necesidades y participar en la fiesta sin afectar los horarios del bebé.

Posponer los viajes

¿Sueñan con pasar una Navidad en la playa, con el lujo y la comodidad de los hoteles en Puerto Vallarta todo incluido? Esperen a que su hijo sea un poco mayor. Un viaje en temporada de fiestas siempre es una experiencia mucho más ajetreada que cualquier otra salida. Por más que se anticipen las reservaciones, no faltan contratiempos, como vuelos sobrevendidos o retrasados, o sobrecupo en los hoteles, y no querrán pasar por todo eso con un bebé en los brazos.

Medirse con los compromisos

Si son los que gustan hacer la “visita de las siete casas” para Navidad o Año Nuevo –pasar un rato con los abuelos, los tíos, los amigos y hasta los vecinos–, reserven tanta emoción para la segunda o tercera Navidad del bebé. Para un niño de meses, las horas de comer y dormir son sagradas y realmente no vale la pena alterarlas para que todos los seres queridos puedan conocerlo. Lo mejor es elegir un solo lugar para pasar la Navidad y otro para el Año Nuevo (y si ese lugar es la propia casa, sólo con los papás y hermanos, qué mejor). Aprovechen la ocasión para tomar una linda foto familiar con el bebé y envíenla como tarjeta de felicitación a los familiares y amigos a quienes no pudieron ver.

¿Y los regalos?

La tradición del regalo navideño es tan arraigada que será prácticamente imposible disuadir a los familiares y amigos que quieran comprar algo para el bebé. Incluso los papás terminarán por colocar bajo el árbol un regalo para el pequeño, aunque éste ni lo vea o se emocione más con el papel brillante. Como un bebé en su primera Navidad será incapaz de apreciar lo que le den, una buena idea podría ser regalar algo que use, como ropa o accesorios adecuados para su edad.

Desarrolla habilidades para salir adelante si eres mamá que trabaja fuera de casa

Durante una época fui mamá de tiempo completo y mis tareas principales fueron el mantener un hogar limpio y atender a mi familia, en especial cuando mis hijos fueron bebés y hasta que entraron a la primaria.

Cuando se está en una situación así, es factible poder hacer ciertos preparativos para llevar a los niños a la escuela, como el preparar un lunch más elaborado, hacer la comida y tener todo listo y caliente para cuando lleguen a comer a casa.

De hecho, esta es una rutina muy conocida por las mujeres a las que nos dicen “ama de casa” y sí, las tareas son arduas durante el día y los 365 del año.

En fin, eso es tema para otra ocasión.

La cuestión es que cuando se es una mamá que además de estas tareas trabaja fuera de casa, las cosas se complican, debido a que ahora el tiempo se reduce y las actividades junto con las responsabilidades incrementan.

Si eres una mamá astuta, ordenada e incluyente, estas tareas pueden ser “llevaderas” y para conseguirlo debes hacer ciertos ajustes en tu rutina y desarrollar otro tipo de habilidades.

Entre los ajustes a tu rutina y desarrollo de habilidades incluye el integrar a esta vorágine de responsabilidades a cada uno de los integrantes de tu núcleo familiar.

Todos sin excepción e independientemente de su edad, fuerza y habilidad individual, pueden ayudar y tener responsabilidades de acuerdo a su edad.

Enseñarles a tus hijos que participar y ser responsables no solo aligera la carga de mamá, sino que también hace que un niño aprenda otro tipo de cosas, se sienta partícipe y útil.

Desde pequeños perfectamente pueden vestirse solos, doblar y acomodar su ropa en su lugar, colocar la ropa sucia en el sitio destinado para ello, tender sus camas, recoger sus juguetes, ayudar a poner y quitar la mesa para comer, responsabilizarse por lavarse las manos y los dientes, tener listos sus útiles escolares y la lista puede crecer y ajustarse de acuerdo a la edad del pequeño.

madre_trabajadora

En el caso de mamá, deberá desarrollar la habilidad de ser tolerante y paciente para enseñar las nuevas tareas asignadas, saber delegar y mantenerse firme ante lo delegado, aprender a confiar y especialmente a comprender que cada uno tenemos un estilo y formas diferentes de hacer las cosas.

Por ejemplo, a mi hijo de 12 años le acabo de delegar el planchado de su uniforme escolar, le enseñé mi técnica y lo supervisé un par de veces. Le dije que ahora es su turno de buscar la mejor forma de hacerlo.

Recuerdo que mi madre me enseñó de una forma y con el tiempo encontré mi propio estilo que me ha funcionado y eso es justo lo que trato de trasmitirle a mi hijo.

Otra habilidad a desarrollar por parte de nosotras es a ser tolerantes con nosotras mismas y no autocastigarnos si en alguna ocasión no salieron las cosas como estaban planeadas. El buscar soluciones para salir adelante es lo que debemos valorar y no enfocarnos en el “error”.

Un ejemplo de esto es que procuro tener todo listo en cuanto al lunch de los niños, e incluso adelantar algunos preparativos la noche anterior, mas en algunas ocasiones esto no ha sido posible. Por lo que en lugar de castigarme o molestarme, busco la mejor de las soluciones que me hagan sentir mejor:

  • Llamar a la escuela para autorizar un luch escolar a mis hijos o,
  • pasar por un box lunch rápidamente y así sé qué llevarán mis hijos a la escuela.

Afortunadamente existen opciones y una de ellas son los box lunch en DF, que se han extendido tanto para un consumo local como para llevarlos a un evento.

La cuestión es que, para las mamás que trabajan fuera de casa, la creatividad y el ser prácticas harán buscar alternativas para seguir adelante.

La mejor parte es que enseñamos a nuestros hijos a ser parte activa de su hogar. Así valorarán lo que hace cada integrante, en especial mamá.

El desarrollo de habilidades comienza desde la cuna

Una de las principales preocupaciones y ocupaciones que tenemos los padres es darles una educación de calidad a nuestros hijos y, con los cambios que está sufriendo nuestro entorno, el manejo de habilidades y el inculcar valores son factores que harán una gran diferencia.

Todos los niños nacen con ciertos “dones” naturales, aquellas cosas que para ellos les serán naturales el desarrollar. Siempre y cuando cuenten con un ambiente adecuado para hacerlo.

habilidades

Sin embargo, además de sus dones naturales, es importante que desarrollen habilidades que les ayuden a crecer de forma independiente para afrontar cada etapa de sus vidas tanto en el terreno personal como en el social.

Y solo para reafirmar el hecho, es que este desarrollo de habilidades debe provenir desde la cuna y durante su edad temprana.

Así es, todo comienza en casa y como padres no deberemos pretender que sea la escuela o el entorno quienes se responsabilicen de ello.

En esta ocasión hablaremos sobre el tema del desarrollo de habilidades, en donde podemos partir de lo siguiente:

El área del autocuidado, esto es, todo aquello que se relacione con el aseo personal, el aprender a comer solos, cuidar de su higiene y aspecto físico. Todo avance es paso a paso y de acuerdo a la edad del pequeño y nunca subestimes que lo puede hacer.

El área de la autodirección, es decir, todo lo relacionado con lo que deba ser la autorregulación del propio comportamiento, el comprender el significado e importancia de las elecciones personales, aprender a seguir horarios, finalizar tareas, el manejo de la frustración y aprender a solicitar ayuda.

El área de la comunicación, sugiere llevar a los niños a que logren comunicar lo que quieren, apoyándolos con actividades lúdicas como el teatro, un nuevo idioma, como un inglés fácil; esto les permitirá vocalizar, memorizar, expresar y desarrollar sus destrezas comunicativas en general.

ingles-facil

El área de las habilidades académicas funcionales, se trata sobre el aprendizaje escolar, aplicándolos a la vida, a su entorno. Al hacerlo de forma lúdica y divertida, comprenderán que lo que ven en la escuela tiene un origen y un uso en su vida, esto les permitirá mantener relaciones personales e incrustarse en la sociedad.

El área de las habilidades sociales, esto va enfocado a que los niños deben aprender a reconocer sus emociones y las de quienes les rodean, el aprender a controlar su miedos y frustraciones, cooperar con otros niños, aprender a ser empáticos, etcétera.

El área del ocio y del tiempo libre, es un importante paso donde se le debe mostrar al niño la diversidad en los deportes, el arte, la cultura y diversión con los amigos a través de nuestra guía, para constatar que les son gratificantes y prevenir problemas en la adolescencia.

El área de la salud y seguridad personal se trata de construir hábitos, aprender a prevenir los accidentes, tener nociones de primeros auxilios y especialmente a saberse defender ante comportamientos de agresión, resaltando el hecho de aprender a decir NO cuando sienta que les perjudica.

El área del trabajo, cuando ya están en el colegio y ante las tareas asignadas en casa, es importante que sepan la importancia del cumplimiento de horarios, aceptación de críticas, finanzas, recursos, todo de acuerdo a su edad. Esto les permitirá el saberse valorados, hacer las cosas bien, ejercer la crítica constructiva y aprender de los errores.

El área de la vida en el hogar, en donde los vamos fortaleciendo para construir su autonomía al aprender a prepararse sus propios alimentos, el cuidado de sus pertenencias y las de los demás, ayudar a las tareas hogareñas otorgándoles responsabilidades y el cómo hacerlo.

Como verás, son habilidades que les permitirán crecer con responsabilidad, sabiéndose útiles y felices.

Obviamente, las cosas se harán de acuerdo a la edad del niño, solo recordemos que deben tomar las riendas de su vida y poco a poco para después dejarlos partir.

Cinco enfermedades del corazón y cómo prevenirlas

Cuando hablamos de problemas del corazón, seguramente vienen a la mente esas escenas donde el corazón deja de latir y lo conocemos como un paro cardíaco.

Sabemos que, efectivamente, éste es un grave problema que afecta a hombres y mujeres por igual, de cualquier condición social e incluso no importa la edad.

img_cuales_son_las_causas_de_la_arteriosclerosis_35341_origY ¿qué significa un paro cardíaco? ¿Qué otros problemas puede tener nuestro corazón? ¿Son tratables, prevenibles, heredables?

Primero, debemos entender que nuestro corazón es un músculo que nunca descansa ni está en reposo en una persona sana y viva. Mientras dormimos o descansamos, éste no deja de funcionar.

Al ser un músculo y un órgano que nos ayuda a bombear y purificar la sangre, éste debe mantenerse fuerte y sano, debe contar con las condiciones necesarias y suficientes para que pueda hacer su trabajo y con ello, mantenernos con vida.

Cuando el corazón presenta una anomalía, en la jerga médica se dice que se ha manifestado una enfermedad coronaria.

Y ¿cuáles son las condiciones necesarias para mantener un corazón sano y prevenir alguna enfermedad coronaria?

Realmente la lista es simple y factible, veamos:

  • Llevar una alimentación evitando las grasas saturadas, las grasas trans, para evitar aumento del colesterol en la sangre.
  • Otro alimento a mantener bajo control es el azúcar, ya que el exceso lleva al sobrepeso y con esto a su vez una posible diabetes.
  • Los alimentos altos en grasa contienen además muchas calorías y elevan el riesgo de padecer obesidad.
  • La sal también es un elemento que hay que mantener a raya, ya que el consumo excesivo conduce a una hipertensión.
  • Consumir alcohol con moderación evita que se eleve la presión arterial.

causas-aneurisma_0Como verás, el exceso de grasas, sal y azúcar son precursores que pueden desestabilizar el correcto funcionamiento del corazón, al presentarse problemas como el colesterol alto, la hipertensión, presión arterial alta, el sobrepeso y la diabetes.

Si a esto le aunamos el estrés y la falta de ejercicio, comprenderás que estamos constantemente amenazando la salud del corazón.

¿Qué enfermedades coronarias se pueden desarrollar?

Algunas de las enfermedades coronarias que se registran con mayor frecuencia son:

  • La angina, que se identifica con un dolor o molestia en el pecho, debido a que no le llega suficiente sangre al corazón rica en oxígeno.
  • El aneurisma es el ensanchamiento o inflamación anormal de las arterias, debido a la debilidad en sus paredes de los vasos sanguíneos.
  • También se encuentra la arteriosclerosis, que es el endurecimiento o pérdida de la elasticidad en alguna de las arterias medias y grandes del corazón.
  • Debido a la acumulación de material graso en las paredes de algunas arterias, se produce la aterosclerosis.
  • Y el problema más dañino y letal es el ataque cardíaco o infarto, que es la combinación de varios trastornos del corazón.

Para ayudar al médico a determinar alguno de estos trastornos y el grado de avance, recurre a varios estudios, entre ellos el ecocardiograma, el cual es capaz de reconstruir una imagen del corazón junto con las grandes venas y arterias.

Ante esto, queda claro que la responsabilidad de mantener sano a nuestro gran guerrero, que es el corazón, está en nuestras manos.

Enemigos públicos a los que ni siquiera tememos

Tengo un amigo que es médico y la última vez que nos reunimos, hace un par de semanas, me comentó que estaba estudiando un diplomado en medicina general.

En verdad, él nunca deja de sorprenderme y en esa ocasión le pregunté de dónde sacaba tiempo para continuar con los estudios, si además de atender su consultorio, también ejerce en un hospital público.

Me respondió, como si fuera lo más natural del mundo, que la clave está en organizarse y actualmente, en aprovechar todas las ayudas que nos da la tecnología. Esto lo dijo porque su diplomado se imparte en línea. El material de estudio está en e-books, que se pueden descargar en cualquier dispositivo, fijo o móvil, que tenga el sistema operativo adecuado, y las evaluaciones se hacen en línea, una vez que el estudiante ha repasado todos los temas del módulo.

Este sistema me pareció perfecto, pues al menos no hay que padecer con los horarios y los traslados. Sin embargo, aún hay que sacar tiempo de donde sea para dedicarlo al estudio. Cuando mi amigo vio que la cuestión me interesaba, sacó su tablet y me mostró los libros y aplicaciones que utilizaba en el diplomado.

Al ver el temario, me sorprendió leer algunos términos que me resultaron familiares. No porque tuviera los conocimientos médicos al respecto, claro está, sino porque los había escuchado en el radio y la televisión, había leído acerca de ellos en los periódicos y, sobre todo, los veía con frecuencia en carteles, colocados en los pasillos del centro de salud al que asisto.

Obesidad, diabetes, hipertensión, cáncer; tales eran los principales términos que titulaban los módulos del diplomado médico. Le pregunté al experto por qué se concentraban especialmente en tales temas y me dijo que tales enfermedades estaban entre los principales motivos de consulta en medicina general. “Además, agregó mi amigo, estos son los grandes enemigos públicos de nuestra salud y lo peor es que a pesar de ello, ni siquiera les tenemos miedo”.

enfermedades

Le pregunté por qué decía eso y estas fueron, a grandes rasgos, las explicaciones que me dio para cada caso:

Diabetes

Solemos pensar en un diagnóstico de diabetes como en una sentencia de muerte o, por lo menos, de una mala calidad de vida. Sin embargo, esta enfermedad puede tratarse con éxito y permitir que quienes la padecen continúen con la mayoría de sus actividades cotidianas. ¿Por qué, entonces, se ha convertido en un enemigo? Porque al ser una enfermedad que no presenta síntomas evidentes en sus primeras etapas, justo cuando sería fácil tratarla, muchas personas viven con ella sin saberlo. Cuando la gente acude a consulta, es porque ya presenta una enfermedad causada por una complicación con la diabetes y para entonces resulta más difícil tratarla.

¿Qué hacer al respecto? Llevar una alimentación saludable, hacer ejercicio diariamente y practicarse una revisión médica preventiva, que incluya una prueba de glucosa, por lo menos una vez al año.

Sobrepeso y obesidad

Estas condiciones sí que resultan evidentes, el problema con ellas es que a veces no somos conscientes de su gravedad. Cuando advertimos que tenemos unos kilos de más, nos consolamos con un “mañana me pongo a dieta” o “el lunes me inscribo al gym”, para olvidarnos del buen propósito unos minutos después.

El problema es que si esos kilos de más no se controlan, hacen de nuestro organismo el medio perfecto para desarrollar enfermedades como la diabetes, la hipertensión, la hipercolesterolemia (colesterol elevado) y hasta ciertos tipos de cáncer.

Hipertensión

Esta enfermedad puede ser detonada por distintos factores, incluido el genético. Pero en la actualidad, su principal causante es otro de nuestros grandes enemigos públicos, el estrés. Un poco de tensión es normal y necesario para reaccionar ante el peligro o los problemas y prepararse a buscar una solución. Pero cuando esa tensión se sale de control, desequilibra las funciones de todo el organismo y uno de sus primeros efectos es que eleva la presión y acelera la frecuencia cardiaca.

Como verán, estos enemigos pueden aliarse y enredarnos en un círculo vicioso de enfermedades. Por ello es indispensable mantener una estricta vigilancia sobre nuestra salud y estilo de vida, y confiar en los profesionales, que día con día se actualizan para cuidarnos.

El descanso nocturno dónde lo tienes mejor, ¿en tu cama o en una ajena o te da igual?

Después de un ajetreado y agotador día, lo que más anhelas es llegar a casa, ducharte e irte a dormir a tu cama.

De seguro deseabas cuanto antes descansar y no hay mejor lugar que ese espacio rectangular llamado colchón.

Y es curioso, porque aun cuando estés cansado y llegues a dormir a un lugar diferente a tu recámara, si bien concilias el sueño, no es lo mismo que descansar en tu propio espacio.

De hecho, hay personas que sencillamente no logran conciliar el sueño cuando llegan a salir de viaje o pasan una noche fuera de casa, sencillamente porque no están en su cama, sobre su colchón personal, sus cobijas o hasta por las almohadas.

No sé si tenga que ver el tema de la privacidad o que es psicológico el asunto, la cuestión es que no es lo mismo dormir en tu propio lecho que en uno ajeno.

Ahora bien, resulta también interesante cuando te encuentras haciendo remodelaciones o cambiando tu propio colchón, cuando te puedes cuestionar sobre cuál elegir, y aquí viene el tema de las medidas de colchones, el tipo, altura, confort, marca y hasta color.

En fin, la cuestión es que una vez elegido y alojado en tu cuarto, adoptas este nuevo espacio para apropiarte de su confort y volvemos al tema sobre no hay mejor lugar que tu propio espacio para descansar… ¿curioso no?

Pues bien, algo similar me pasó, ya que soy una de esas personas que no logro descansar durante los viajes, porque efectivamente extraño mi cama.

Al principio pensé que era algo ideático, sólo que cuando son varios días y las ojeras comienzan a ser evidentes, pues ya no es agradable.

Cuando llego a casa y duermo en mi habitación, amanezco como nuevo, logrando reponerme del viaje rápidamente… así las cosas en mi caso.

Y justo me encuentro en el reacomodo de mi espacio y ya es necesario que cambie de colchón, debido a que han pasado 10 años de su compra, por lo que el cambio es inminente.

Mientras busco una buena opción me he topado con este anuncio en una de las tiendas que he visitado:

“El ser humano pasa en promedio 23 años de su vida durmiendo… así que ¡Apuesta por un Colchón de Calidad!”

skorpios

Este anuncio me dejó pensando sobre la importancia de descansar en un buen colchón, que además es importante para mi descanso, como bien se menciona arriba.

De ahí que buscando entre las diversas opciones me topé con la línea de los colchones viscoelásticos.

En la tienda donde los estaban exhibiendo pude sentir esa sensación de descanso en donde este colchón se adapta a tu cuerpo de forma ergonómica, evitando los puntos de presión en nuestro cuerpo.

De igual forma, el mejor dúo para la cama es una buena almohada, que en estos casos también las hay viscoelásticas, las cuales ofrecen una adaptabilidad cervical. Existen diversos tipos de almohadas de acuerdo a la altura y el grado de firmeza, por lo que de seguro encontraré la mejor para mi caso.

Después de este par de compras, creo que ahora será mucho más relajante mi descanso y también mucho más difícil el hacerlo en otro lugar.

En fin, unas cosas por otras y como no suelo dejar mucho tiempo mi lecho, salvo por aquellos días de vacaciones, es preferible darme el lujo de tener una cama confortable que me ayude a descansar.

La visión, un sentido que hay que cuidar con mucha visión

Reza un dicho: “todo por servir se acaba y acaba por no servir”.

Y nuestro cuerpo no queda exento de esto. El cuerpo es nuestro santuario y es lo único que realmente es 100% nuestro.

Esto lo menciono porque hace poco le dejaron de tarea a mi hijo, el mayor, describir el sentido de la vista.

Fue interesante investigar este tema junto a mi hijo, abordando desde el cómo funciona este sentido hasta ver qué lo afecta y cómo podemos cuidar nuestra visión.

Encontramos, por ejemplo, que el sentido de la vista necesita ser cuidado desde la alimentación, en donde las vitaminas A y C son imprescindibles para una buena visión.

También hay que proteger la vista de las radiaciones solares, ya que dañan gravemente nuestros ojos, llegando directamente a nuestra retina, lo que puede ocasionar incluso cataratas.

Así que los lentes solares dejan de ser un lujo para ser parte del cuidado de la vista. Solo habrá que cerciorarse que efectivamente tengan una protección contra los rayos UV.

Llegamos después al tema del uso de las computadoras y en general de la gama de los aparatos electrónicos, donde fijamos nuestra visión y pasamos horas frente a ellos.

Creo que no fue del agrado de mi pequeño y en mi caso, me dio un poco más de elementos para justificar la disminución de su uso y cómo proteger la vista.

Cuando pasamos horas frente a estos ya casi “amigos inseparables”, como la televisión, la computadora o un celular llegamos a sufrir una inflamación o irritación ocular.

Pues bien, aquí las recomendaciones para el cuidado de nuestra visión ante los gadgets son:

Ver la televisión a una distancia mínima de dos metros.

La distancia entre la pantalla de la computadora y tus ojos es de mínimo 50 centímetros y de manera lineal, de este modo el ojo no tiene que acomodarse tanto.

Importante: En el caso del uso de la computadora y más aquellos que trabajamos largas jornadas frente al monitor, es importante aplicar la técnica del 20/20.

Esto es que por cada veinte minutos que se pase frente a la computadora, se deberá descansar la vista 20 segundos.

Lo más sencillo para relajar la vista durante este tiempo es llevar la vista en el horizonte, sin fijarla en nada en concreto, así relajarás tu visión. O puedes realizar algunos ejercicios oculares o sencillamente cerrar tus ojos.

ojoo-620x378

Este siguiente tip va para cualquier artefacto electrónico, como computadora, tablet o celular: evita verlo a oscuras o con poca luz.

Cuando hacemos esto activamos dos partes distintas del ojo: el centro de la retina se activa con el fin de percibir la luz y a su vez activamos con la obscuridad la periferia de la retina, lo que provoca que la pupila se dilate y hace que entre más luz de la que necesitamos.

Lo que conseguimos entonces es que nuestra visión se vaya enfermando poco a poco.

Otra cosa que necesitan nuestros ojos es hidratación por lo que humedecerlos de vez en cuando con unas gotitas de manzanilla será suficiente, a menos que el oftalmólogo te recete lágrimas artificiales.

Y ya tocamos un punto importante que es el oftalmólogo, por lo que visitarlo de forma anual para revisar nuestra visión es ideal.

Así será posible detectar algún problema en sus inicios para darle solución inmediata, sin llegar a tener severos problemas visuales o estar en la lista para de una operación de cataratas, por ejemplo.

En fin, la cuestión es que la visión la usamos todo el tiempo, por lo tanto merece que la cuidemos o acabará por no servir.