El desarrollo de habilidades comienza desde la cuna

Una de las principales preocupaciones y ocupaciones que tenemos los padres es darles una educación de calidad a nuestros hijos y, con los cambios que está sufriendo nuestro entorno, el manejo de habilidades y el inculcar valores son factores que harán una gran diferencia.

Todos los niños nacen con ciertos “dones” naturales, aquellas cosas que para ellos les serán naturales el desarrollar. Siempre y cuando cuenten con un ambiente adecuado para hacerlo.

habilidades

Sin embargo, además de sus dones naturales, es importante que desarrollen habilidades que les ayuden a crecer de forma independiente para afrontar cada etapa de sus vidas tanto en el terreno personal como en el social.

Y solo para reafirmar el hecho, es que este desarrollo de habilidades debe provenir desde la cuna y durante su edad temprana.

Así es, todo comienza en casa y como padres no deberemos pretender que sea la escuela o el entorno quienes se responsabilicen de ello.

En esta ocasión hablaremos sobre el tema del desarrollo de habilidades, en donde podemos partir de lo siguiente:

El área del autocuidado, esto es, todo aquello que se relacione con el aseo personal, el aprender a comer solos, cuidar de su higiene y aspecto físico. Todo avance es paso a paso y de acuerdo a la edad del pequeño y nunca subestimes que lo puede hacer.

El área de la autodirección, es decir, todo lo relacionado con lo que deba ser la autorregulación del propio comportamiento, el comprender el significado e importancia de las elecciones personales, aprender a seguir horarios, finalizar tareas, el manejo de la frustración y aprender a solicitar ayuda.

El área de la comunicación, sugiere llevar a los niños a que logren comunicar lo que quieren, apoyándolos con actividades lúdicas como el teatro, un nuevo idioma, como un inglés fácil; esto les permitirá vocalizar, memorizar, expresar y desarrollar sus destrezas comunicativas en general.

ingles-facil

El área de las habilidades académicas funcionales, se trata sobre el aprendizaje escolar, aplicándolos a la vida, a su entorno. Al hacerlo de forma lúdica y divertida, comprenderán que lo que ven en la escuela tiene un origen y un uso en su vida, esto les permitirá mantener relaciones personales e incrustarse en la sociedad.

El área de las habilidades sociales, esto va enfocado a que los niños deben aprender a reconocer sus emociones y las de quienes les rodean, el aprender a controlar su miedos y frustraciones, cooperar con otros niños, aprender a ser empáticos, etcétera.

El área del ocio y del tiempo libre, es un importante paso donde se le debe mostrar al niño la diversidad en los deportes, el arte, la cultura y diversión con los amigos a través de nuestra guía, para constatar que les son gratificantes y prevenir problemas en la adolescencia.

El área de la salud y seguridad personal se trata de construir hábitos, aprender a prevenir los accidentes, tener nociones de primeros auxilios y especialmente a saberse defender ante comportamientos de agresión, resaltando el hecho de aprender a decir NO cuando sienta que les perjudica.

El área del trabajo, cuando ya están en el colegio y ante las tareas asignadas en casa, es importante que sepan la importancia del cumplimiento de horarios, aceptación de críticas, finanzas, recursos, todo de acuerdo a su edad. Esto les permitirá el saberse valorados, hacer las cosas bien, ejercer la crítica constructiva y aprender de los errores.

El área de la vida en el hogar, en donde los vamos fortaleciendo para construir su autonomía al aprender a prepararse sus propios alimentos, el cuidado de sus pertenencias y las de los demás, ayudar a las tareas hogareñas otorgándoles responsabilidades y el cómo hacerlo.

Como verás, son habilidades que les permitirán crecer con responsabilidad, sabiéndose útiles y felices.

Obviamente, las cosas se harán de acuerdo a la edad del niño, solo recordemos que deben tomar las riendas de su vida y poco a poco para después dejarlos partir.

Related posts

Leave a Comment