Medita y duerme como un bebé

Últimamente he estado demasiado estresado y no he podido dormir bien. De por sí tenía una vida muy ajetreada con la carga de trabajo que normalmente tengo, aunado a los problemas que normalmente hay; ahora debo añadir una sorpresa que no esperaba. Mi novia me dijo que tenía un retraso y que pensaba que estaba embarazada, por lo que me pidió que la acompañara a un laboratorio para hacerse una prueba de embarazo, pues no confía del todo en los productos que venden en las farmacias. Para no hacerles la historia tan larga, el resultado fue positivo y ahora seremos padres.

No es que no me alegre, sí me da felicidad el tener a mi primogénito, pero también tengo mucho miedo por la situación actual del país, llena de violencia, con desastres naturales, con políticos que no ven por la seguridad de su pueblo. Además de mi situación económica, que no es mala, pero tendré que hacer unos ajustes y ahorros para el futuro de mi hijo y de mi familia.

Bueno, todo esto me ha causado problemas a la hora de conciliar el sueño. Me la paso dando vueltas en la cama y tardo casi dos horas en por fin caer rendido a los brazos de Morfeo, pero tras cuatro horas de descanso, debo levantarme para ir a laborar. Esto ya está afectando mi salud y sé que debo estar bien por mí y mi familia. Un amigo me recomendó la meditación, pero yo no tengo tiempo de asistir a algún tipo de clase, por lo que decidí hacer pruebas de campo en mi casa unos minutos antes de dormir. La verdad es que me funcionó y tras realizar algunos experimentos, les contaré los que me funcionó.

NO TE PONGAS MUY CÓMODO

¿A qué me refiero? No lo hagas acostado en tu cama o sentado en el sillón, trata de hacerlo en el suelo o algún sitio donde no tengas la facilidad de que tu mente se disperse al sentir que tu cuerpo está en extrema comodidad. Esto te ayudará a concéntrate en tu respiración, que es fundamental; en que tus pensamientos no se desvíen hacia otro lado que no sea la meditación.

Mantente en una sola posición, no estés cambiando, yo te recomendaría la tradicional flor de loto, es decir, tus piernas entrelazadas al estar sentado, tus manos en las rodillas o también puedes elevarlas como si estuvieras orando, y la espalda siempre recta.

ESCUCHA MÚSICA SIN LETRA O SONIDOS DE NATURALEZA

Yo lo he hecho con ambas y lo que mejor me ha funcionado son una mezcla de música instrumental con sonidos de naturaleza. Sin embargo, trato de evitar sonidos que puedan alterar mi tranquilidad como relámpagos o lluvia fuerte. Lo mismo me sucede con la música.

Esto ayuda a que tu mente se concentre en los sonidos y no divagues. También hay melodías que aportan a la relajación mental y muscular, que te podrían llevar a un estado soñoliento, el objetivo de toda esta preparación.

USA INCIENSO

Hay distintos tipos de aromas, unos más fuertes que otros, pero quizá puedan ayudarte como a mí. El olor de un buen incienso puede quedarse impregnado en la habitación en la que te encuentres, lo que para mí es muy relajante.

RESPIRA

Esto es vital. Aprende a respirar, no lo hagas como en tu vida diaria, pues ocupamos sólo una parte de nuestro sistema. Hazlo hondo y profundo, así como lento. Inhala por la nariz y exhala por la boca. Tómate tu tiempo, no te aceleres, esto ayudará a tu sistema circulatorio y respiratorio.

Related posts

Leave a Comment